1. El número máximo de personas para ir de tapas es 6. Más es demasiado.
  2. Las tapas se toman de pie junto a la barra.
  3. No deben tomarse más de dos tapas en un solo sitio. Hay que conocer varios lugares.
  4. Para pagar las tapas se realiza lo que los sevillanos llaman la “convidá”, en la que cada uno paga una ronda.
  5. Cuando se va de tapas no se tienen conversaciones desagradables que ponen nervioso. Se trata de salir a divertirse y pasárselo bien.
  6. Hay que combinar bien las tapas e intentar comer de todos los grupos de alimentos. No se trata de pedir todo carne o pescado sino de ir variando incluyendo también vegetales.
  7. Si no sabes qué es algo, pregunta. A los españoles les enorgullece la creatividad de sus tapas y estarán encantados de compartirlas contigo.
  8. Deja claro si lo que quieres es una tapa (porción pequeña) o una ración (porción grande) o acabarás pagando más de lo que esperabas.
  9. La bebida tradicional con la tapa es la cerveza o el vino. En todas las regiones de España hay buenos vinos (pregunte al camarero) así que es una buena oportunidad para ir probando diferentes vinos, uno con cada tapa.